Finales Felices

Son los gatos a los que por unas circunstancias u otras les podemos dar una segunda oportunidad en la que ser felices en el calor de un hogar. Gracias a todos los que formáis esta cadena para que esto pueda ser posible. Gracias a vosotras y vosotros todos ellos forman parte de nuestros



Finales Felices :)

Maguie

Cuando capturamos a Maguie no sabíamos que sería tan cariñosa y sociable... además de estar embarazada.Nos hizo verdadera ilusión saber que habíamos salvado más de una vida de una sola captura... La voluntaria que se quedó con ella se encargó de buscarle adopción y ahora vive feliz rodeada de mimos como la verdadera princesa que es.

Chiquitita

Esta preciosa gata viene del motor de un coche de un parking de un centro comercial. Solo nos costó 6 horas de bufidos y miedos. Pero ahora es un trasto que no para de jugar. Divertida y cariñosa. Ahora se llama Dana. Ha encontrado una familia que no para de darle mimos, es el centro de atención de todos y sabemos que ha traído muchísima felicidad a ese hogar.
Ahora se despiertan todos los días entre patitas correteando por esos pasillos de la casa.
No estamos aún muy seguras de quién de todos es más feliz ahora mismo.

Zero y Oreo

Zero y Oreo son dos gatitos de una empresa donde una empleada nos dio un aviso, la madre hacía tiempo que no aparecía y empezaban a correr peligro. Por eso acudimos a por ellos, eran una camada de 5, uno nos abandonó la misma noche, pero ellos dos han tenido una suerte increíble de encontrar el calor de un hogar maravilloso.Nosotras estamos felices de haber encontrado una matrona dispuesta a ayudarnos y saber que podemos contar con ella.

Ronda

Esa gata juguetona, que llegó a nuestras manos llena de infecciones y ácaros, pero con muchas ganas de estar bien para poder empezar a vivir como lo hace un gato feliz, ¡PARA JUGAR JUGAR JUGAR Y JUGAR!Ahora Ronda vive muy feliz con su hermano felino amargado pero que ella se encarga de darle vidilla y su hermana humana con la que no paran de hacer videos en tik tok.
¡Nos hace muy feliz saber que este final es feliz!

Bolt/Titus

¡La que nos lió este pequeñajo!La captura de Bolt fue de esas apoteósicas, de las que hacen historia. Su nombre es porque es un verdadero corredor profesional. Desde la visita al vete, que hace muchos milagros, empezó a ser un gato nuevo, con un poco de miedo debido a lo que habría vivido (llegó en los huesos y muerto de hambre) pero en su casa de acogida comenzó a coger confianza, al ver la de mimos que le daban y que no le falta nunca comidita rica.
Bolt es una de esas historias maravillosas. Su casa de acogida en palabras textuales, "Ya no se imaginaban la vida sin él". Ni qué más decir al repecto.
Bolt es un gato hiper feliz con su familia.

Lily

Lily en su primera casa de acogida lo pasó muy mal, estaba tan estresada que nos planteamos esterilizarla y devolverla a la colonia. Pero antes quisimos darle una última oportunidad, por ello le llevamos a una nueva casa de acogida donde cambió a pasos agigantados. ¡En su nuevo hogar se ha vuelto hasta cariñosa!, Dio un cambio espectacular en tan solo dos días, y somos muy felices de ver el resultado, Lily es traviesa y juguetona con su nuevo hermanito.

Ruperta

¡Cuántos dolores de cabeza nos diste pequeña!Tardamos semanas en cogerte, y diferentes personas, pero lo conseguimos, fuiste la última de tus hermanos, pero acabaste feliz en tu caliente hogar.


Bambú

Hermana de Lily, algo menos miedosa y traviesa, lo que le hace ser una gata increíblemente tranquila.Disfruta de su hogar a ronroneos increíbles.

Morado

Morado acabó traspasando la frontera madrileña.Vive en Guadalajara con su hermano también negro, gracias a su adoptante por entender la necesidad de adopción de éstos gatos tan perseguidos.

Chip y Chop

Otras dos víctimas de la casa de acogida.Les pasó de todo, y hubo muchos interesados, sin embargo cuando justo iban a ser adoptados, JUNTOS, unos hongos les impidieron salir de aquella casa.
El tiempo pasó, y en cuanto se les fueros los hongos y puestos de nuevo en adopción, alguien preguntó por ellos.
Fue en ese momento cuando se dieron cuenta que esos gatos ya no podían volver a salir de ahí.
Chip es súper traviesa, pero a la vez súper cariñosa.
Chop es mucho más tranquilo y algo más arisco, pero entre ellos, entre ellos es muy diferente.

Bit

Bit es una gata increíble.Su bonita cara no acababa de cuajarle a nadie y no entendíamos el porqué.
Era súper traviesa y sobre todo de noche.
Y gracias a esas adoptantes que te mandan un mail en el que se te abre la luz, quiero el gato que nadie quiere.
No le querían, porque al igual que los gatos negros, las careys también están muy mal vistas. 
Sabemos más que de sobra que en cuanto pase el tiempo, Bit se tranquilizará, lo cariñosa y el saber que la habíamos sacado de la calle, ya lo tenía.

Oliver

Oliver viene de una colonia difícil, de las que da dolor de cabeza, de las que no sabes ni cuántos gatos hay. Pero Oliver es especial. Recién nacido debió de tener algún tipo de accidente y tiene un muñoncito en una de sus patas. No le impide para nada ser feliz y jugar con sus hermanos.Es tranquilo y juguetón, con mucha delicadeza.
Sabíamos que esos ojitos iban a tardar poco en salir adelante.

Hope/Luke

Hope viene de una colonia de Usera, su alimentadora le consiguió un adoptante en Pozuelo, pero al llevarle al vete, salió corriendo y se escapó. Movimos cielo tierra y mar hasta encontrarle y volver a capturarle.
Llegó a casa de una de nuestras voluntarias y de nuevo nunca más volvió a salir.Se le nota lo vivido, el miedo y el terror. Pero poco a poco ha ido confiando y sabiendo que se le había sacado de la calle.
Vive con su hermana Leia, a la que intenta chinchar mucho, sin casi éxito, pero él no cesa.
Sabe que tarde o temprano podrán jugar juntos.

Leia

Es de esas gatas tranquilas, que enamoran a primera vista.De la colonia "difícil" de donde más pequeños hemos sacado, pero a la vez, los más tranquilos.
Disfruta de la casa como la reina que es.

Biela/Pripyat

Biela apareció tras unas cuantas horas de lloros en medio de la acera, cuando fueron a cogerla, salió corriendo hacia el motor de un coche. Agraciadamente una voluntaria de la Asociación lo vio todo y no paró hasta cogerla, pidiendo al dueño del coche que abriese el capó.
Gracias a su paciencia, ya no volverá a pasar más miedos.
Hoy es Pripyat y vive revoltosa y feliz con sus cuatro hermanos peludos.Es el trasto hecho gata, siempre pensando en alguna maldaz e intentado zizañear a sus hermanos, que son mucho más tranquilos...

Verde

Colonia de negros, miedo teníamos que nadie los quisiese. Son negros, y hasta para los gatos hay racismo. Eran unos trastos muy importantes, de los mayores que han pasado por nuestras manos.Hoy Salem vive junto a sus compañeros de piso ttrasteando como en antaño.



Mali y Siria

Estas pequeñas hermanas fueron capturadas junto a sus otros dos hermanos en un centro comercial gracias al trabajo en equipo de todos los trabajadores y colaboradores.Son tranquilas y estamos encantadas de las personas que saben que dos, siempre son mejor que uno.
Y más aún si son hermanas.

Félix

Félix llegó junto a sus hermanos de una gata embarazada imposible de capturar, estaban tan escondidos que tardaron en empezar a verse revoloteando por el jardín en el que vivían.Pasó tanto tiempo que para los ojos de los demás, Félix ya era un gato adulto que cada vez estaba creciendo más.
Pero siempre aparecen esas personas maravillosas de corazón, que querían un hermanito para el que ya tenían, y querían que fuese de la misma edad. 
Félix a pesar de sus primeros días de miedo, ahora revolotea muy feliz.

Leonor

Mafly

Bali

Bali fue capturada en un centro comercial gracias al trabajo en equipo de todos los trabajadores y colaboradores.
Es juguetona y divertida. Muy cariñosa y afectiva. Rescatada del frío y lluvia a pesar de estar en una de las mejores colonias que existen en nuestro municipio. Ahora disfruta del calor de un hogar.

Tofu

Dos meses, dos meses, garrapatas y una panleucopenia ha tenido que pasar Tofu hasta estar tranquilo.Tranquilo ya lo era, pero ahora sin dolor.
Tofu apareció de una camada en mitad de una rotonda, junto a sus hermanos que fueron mucho más fáciles de capturar, a pesar de llenarnos de espigas y noches sin dormir debido a los picores, ha merecido la pena.
Tofu pasaba la cuarentena en una casa de acogida de una voluntaria de la Asociación, cuando otra compañera fue a visitarle con su hijo.
Éste se enamoró de él y se lo metió en la camiseta, llevándoselo a casa.
Así de esta forma, paso a su nuevo hogar, donde le están mimando hasta niveles insospechados.